LOS ALUMNOS Y ALUMNAS ESPECIALES

Todos los niños, nuestros alumnos también , son especiales, es decir, poseen unas características propias. Pero cuando hablamos de alumnos con necesidades educativas especiales (acnee), nos referimos a aquellos que puedan necesitar ayuda adicional debido a un problema de discapacidad, emocional y/o de aprendizaje.

Tal vez conozcas a niños paralíticos en tu colegio que necesitan una una silla de ruedas o muletas para desplaarse. Son niños necesitan otras ayudas para moverse, com rampas o ascensores. Es posible que también necesiten un autobús especial para ir al colegio, uno de esos que los eleve y meta en el autobús, de forma que no tengan que subir los escalones. Pero, además, muy probablemente necesiten un sistema alternativo que les permita comunicarse, que se les adapten los libros, cuadernos y lápices, que el ordenador tenga un teclado especial, etc.

A lo mejor has tenido la suerte de conocer el enigmático mundo de un niño autista. Él también puede (y debe) compartir un espacio escolar con los demás, aunque tengamos que "molestarno" en ordenarle el espacio del aula, hablarle con sosiego y respetar su afición a preferencias "raras" en ciertos momentos.

Los niños con problemas de visión podrían necesitar libros en Braille, además de una lupa, una calculadora parlante y una programación especial para enseñarle a orientarse y moverse.

Los niños sordos también tendrían necesidades especiales: audífonos para oír y logopedia, puesto que es difícil pronunciar las palabras correctamente cuando uno no puede oírlas muy bien.

Los niños con problemas de aprendizaje suelen tener necesidades especiales para aprender eso tan importante como ahora llaman a las competencias básicas.

Los niños con síndrome de Down pueden ir a un colegio normal y podrían incluso estar en tu clase, pero tienen necesidades especiales a la hora de aprender, por lo que un maestro de apoyo a la integración (MAI) podría acompañarles en clase.

Un niño podría tener un problema que no resulta evidente a menos que conozcas bien a la persona. Por ejemplo, problemas de ansiedad, que pasarían inadvertidos para ti, pero que sus padres y orientador ya trabajan con él de forma individual para ayudarle.

Los niños inmigrantes nos plantean un nuevo reto: adaptarlos a una cultura y lengua desconcoidos para ellos y, por si fuera poco, enseñarles eso que ahora llamamos "competencias básicas" (CB).

En definitiva, las nee pueden ser muchas y muy variadas, desde una grave discapacidad, hasta una leve dificultad de aprendizaje. Se estima en torno al 20% los casos en que nuestros alumnos pueden necesitar ayudas para seguir aprendiendo al lado de los otros, es decir, que les cuesta más trabajo hacer las tareas. Y ante esto, todos los enseñantes debemos estar preparados, tanto en el conocimiento de estrategias y recursos que les ayuden, como, sobre todo, en el aspecto actitudinal imprescinidible de la aceptación de sus diferencias.

Para un niño con necesidades especiales, la vida puede presentar más retos. Puede ser más difícil hacer cosas normales, como aprender a leer o, si la persona tiene alguna discapacidad física, moverse por la escuela o por un centro comercial. La buena noticia es que sus padres, terapeutas, maestros, etc. pueden ayudarles. Ayudarles a ser tan independientes como sea posible y a participar plenamente de los servicios de su comunidad.

En nuestro afán por ayudarles, una herramienta, o mejor, un conjunto de herramentas, que nos pueden facilitar nuestra labor educativa con las TECNOLOGÍAS DE LA INFORMACIÓN Y DE LA COMUNICACIÓN, que aquí le daré la importancia grande que merece.

Sin más, empecemos con la ...

cloudtarea.gif