Deficiencia auditiva



Concepto


La deficiencia auditiva es una disminución más o menos significativa de la audición debida a lesiones, anomalías anatómicas o disfunciones fisiológicas del sistema auditivo, que puede afectar a un oído (monoaural), a ambos (biaural) o al sistema auditivo central. En los dos últimos casos, la deficiencia auditiva produce una discapacidad auditiva, aunque no en el primero, pues la función auditiva sigue conservada.

Causas

Se han identificado causas tanto externas como intrínsecas al individuo. Entre las primeras destacamos los factores traumáticos (como una lesión del tímpano) y bioquímicos (como la acción de ciertos antibióticos en dosis elevadas en edades tempranas) y, entre las segundas, los factores genéticos (hasta un 50% de las sorderas infantiles tienen esta causa) y congénitos, además de procesos como otitis, obstrucciones tubáricas o infecciones.


Clasificación


Puede realizarse según diversos criterios:

1. Grado de pérdida auditiva:
· Hipoacusia leve. Pérdida de 20-40 dB. Aunque precisa prótesis para una correcta audición, permite captar la mayoría de los estímulos sonoros relevantes, incluida el habla.
· Hipoacusia media. Pérdida de 40-70 dB. Dificulta la percepción del habla y precisa prótesis auditiva.
· Hipoacusia severa. Pérdida de 70-90 dB. Impide la audición del habla sin amplificación.
· Hipoacusia profunda. Pérdida mayor de 90 dB, sin apenas restos auditivos aprovechables.
· Cofosis. sordo absoluto.

2. Localización del daño: Según los órganos y sistemas afectados:
· Conductivas. Debidas a cualquier condición que disminuye o impide la conducción del sonido hasta el oído interno. Suelen admitir el uso de prótesis auditivas y no suelen superar los 60 dB.
· Neurosensoriales. Se deben a daños que afectan al oído interno, las vías auditivas o el sistema auditivo central. En la actualidad, aunque la mayoría no son susceptibles de tratamiento, las debidas a daños del OI pueden ser tratadas mediante implantes cocleares.
· Mixtas. En ellas están afectados tanto la conducción del sonido como su conversión en señal bioeléctrica, transmisión fisiológica y/o procesamiento neurológico.

3. Momento de la pérdida: .prelocutivas (la pérdida anerior a haber adquirido el lenguaje oral) y postlocutivas (se produjo después).